Texto expositivo – Que es, características y ejemplos

Texto Expositivo
Texto Expositivo

El texto expositivo sirve para explicar de manera clara y desde una perspectiva objetiva, alguna información relacionada, por ejemplo, a temas académicos u otros especializados, como aquellos pertenecientes a las áreas de la ciencia o el derecho.

Esta clase de texto se divide en dos tipos y posee una estructura sencilla separada en tres partes, además de mostrar la información de forma directa.

¿Qué es un texto expositivo?

Por definición de texto expositivo, se entiende a toda aquella modalidad textual que presenta hechos, conceptos e ideas acerca de un asunto, de un modo completamente claro, objetivo y directo.

En este sentido, su finalidad es abordar cada aspecto del tema en cuestión sin necesidad de recurrir a ningún tipo de argumentaciones, juicios o subjetividades.

Entonces, para definir qué es un texto expositivo y sus características de forma general, se le puede considerar como un escrito destinado a explicar un tema verazmente, al organizar y mostrar todos los datos relacionados al mismo, desde una posición absolutamente imparcial.

Características del texto expositivo

Las características de los textos expositivos se enmarcan en un estilo sencillo de redacción, pero también en la manera simple y directa que tienen para organizar la información, diferenciándolos claramente de otras modalidades textuales, como, por ejemplo, el texto narrativo. Algunas de sus peculiaridades más importantes, son las siguientes:

  • Objetividad: esta es una de las principales características de un texto expositivo, porque se trata de un escrito basado en informar a partir de hechos, datos, conceptos e ideas, evitando emitir opiniones o argumentaciones que pudiesen generar “segundas interpretaciones”.
  • Lenguaje formal: su estilo de redacción está orientado exclusivamente a informar, por ello se escriben en tercera persona y evitando en todo momento, el uso del lenguaje coloquial, además de emplear constantemente conectores y comparaciones para dar a entender las ideas con claridad.
  • Presente intemporal: cada acción hecha a través de un texto expositivo, se explica en presente, pues su conjugación no debe depender del paso del tiempo.
  • Modo indicativo: en las oraciones del texto expositivo, las acciones deben explicarse con una actitud objetiva donde cada verbo expresa únicamente hechos reales, es decir, con un lenguaje denotativo, apegado a la realidad.
  • Estructura bien organizada: la información se presenta jerárquicamente, recurriendo a elementos como encabezados, subtítulos o enumeraciones.
  • Elementos gráficos: se valen de imágenes y diagramas con información adicional para aportar datos importantes acerca del tema.
Diagrama de un texto expositivo
Diagrama de un texto expositivo

Partes de un texto expositivo

La estructura de un texto descriptivo o expositivo, se compone de tres partes indispensables para ofrecer un orden lógico que ayude a comprender fácilmente la información. Estos son los siguientes:

  • La introducción: orientada a explicar el contexto del tema, mencionando, de esta manera, cuáles serán los puntos más relevantes y el orden en el que se irán presentando.
  • El desarrollo: constituye el cuerpo de toda la información, donde se describen, de forma jerárquica, clara, precisa y organizada, todos los datos del tema.
  • La conclusión: es la parte final del texto expositivo. Consiste en sintetizar el contenido presentado durante el desarrollo, enfocándose solo en los aspectos más importante de cada punto.

Pero además de estas tres partes, los textos expositivos poseen una estructura lógica que se adapta en base al tipo de tema a abordar:

  • Inductiva (sintetizante): inicia de las ideas particulares, para preparar al lector antes de presentarle el tema principal en su totalidad.
  • Deductiva (analizante): este método describe la información central desde el comienzo para desarrollarla y analizarla más tarde, a partir de los conceptos, datos e ideas particulares.
  • Encuadrada: es similar a la estructura deductiva, pues primero describe el asunto central, pero con la diferencia que al final añade una conclusión destinada a modificar o reforzar el planteamiento inicial, dependiendo del caso.
  • Paralela: se desarrolla sin la necesidad de jerarquizar la información, es decir, todos los datos se presentan con el mismo grado de relevancia.

Tipos de textos expositivos

La clasificación de los textos expositivos está centrada en solo dos tipos. El primero y más común es el “divulgativo”, mientras el segundo y menos usual, es el “especializado”. Veamos las diferencias entre ambos, a continuación:

  • Textos expositivos divulgativos: son aquellos orientados a transmitir información al público en general, por ello no requieren tecnicismos y gozan de un estilo de redacción muy simple. Estos tipos de textos expositivos también pueden funcionar como material de apoyo para desarrollar discursos o exposiciones. Podemos encontrar algunos ejemplos de ellos en los artículos periodísticos, las revistas, enciclopedias u otros escritos de corte académico.
  • Textos expositivos especializados: están elaborados para un público objetivo en específico, por eso necesitan que quienes los lean posean conocimientos acerca del tema en cuestión, pues usualmente presentan términos mucho más técnicos. Los vemos en tesis universitarias, artículos de medicina, informática, leyes, entre otros.

¿Cómo hacer un texto expositivo?

Existen ciertas pautas que se deben cumplir para realizar un texto expositivo, empezando por establecer el tema e iniciar el proceso de investigación.

Documentarse es una parte esencial antes de comenzar a redactar. Para ello, debemos consultar distintas fuentes que proporcionen la mayor cantidad de datos posibles a la hora de estructurar el contenido, no obstante, también es imprescindible explicar de dónde estamos sacando toda la información.

Esto nos lleva a preguntarnos, ¿cómo se escriben las citas bibliográficas en un texto expositivo?, porque siempre debemos evitar caer en el error injustificable de cometer plagio.

La respuesta es simple, se deben colocar los siguientes datos separados porcomasy organizados en este orden:

  • Apellido del autor, nombre del autor, año de publicación encerrado en paréntesis, título del libro en cursivas, editorial, y número de página.

Lo siguiente es delimitar el público al cual queremos llegar, para poder elegir el tipo y la estructura del texto expositivo que vamos a elaborar.

Ahora bien, un aspecto bastante importante es la manera en la que redactamos la información, es decir, si el objetivo de estas modalidades textuales es explicar contenido de manera clara, objetiva y directa, entonces lo ideal es escribir varios párrafos con pocas palabras, además de un constante uso de nexos.

Pero, ¿qué función cumplen los nexos en los textos expositivos? Se trata de conjunciones y preposiciones cuya única finalidad es enlazar oraciones o palabras.

En otras palabras, son conectores muy útiles a la hora de redactar párrafos cortos con ideas que queramos transmitir de forma clara, directa y en tercera persona.

Por ejemplo, palabras que por sí solas carecen de sentido, pero agregan coherencia a cada oración, como: porque, aunque, desde, entre, a, para, por, sin, etc.

Tras realizar el desarrollo del contenido, podremos concluir retomando alguna de las ideas iniciales para darle fuerza, modificarla o simplemente resumir los puntos más importantes de toda la información.

Ejemplos de textos expositivos

Para finalizar, dejaremos algunos ejemplos cortos de textos expositivos, donde se pueden apreciar las características, la estructura y el estilo que estos modos textuales deben poseer:

Ejemplo de texto expositivo para niños

Un excelente ejemplo de texto expositivo para niños, siempre debe ser descriptivo porque fortalece la cognición de los pequeños a través de un lenguaje simple, ayudándolos a conocer el mundo que los rodea, tal como veremos a continuación en un artículo sobre “las frutas”:

“Las frutas son alimentos ricos en vitaminas, que ayudan a los niños a crecer fuertes y saludables. Estos son algunos de sus beneficios:

  • Tienen muchos nutrientes: las frutas están cargadas de nutrientes y vitaminas que impulsan el sano desarrollo tanto físico, como mental.
  • Hidratan: debido a su alto contenido de agua, las frutas mantienen el cuerpo de las personas hidratado.
  • Contienen fibras: esto contribuye con el buen funcionamiento del proceso digestivo.
  • Sustituyen el azúcar: las frutas son una buena alternativa para evitar el consumo de azúcar y calmar la ansiedad.
  • Son bajas en grasa: comer frutas constantemente disminuye el riesgo de sufrir obesidad, porque no poseen grandes niveles de grasa.
  • Fortalecen el sistema inmunológico: ingerir frutas ayuda a fortalecer las defensas del cuerpo ante el ataque de cualquier virus u otros tipos de enfermedades.

Gracias a todas estas razones, es importante agregar las frutas a la lista de nuestras tres comidas diarias, ya sea como complemento de cada plato, o simplemente a modo de merienda”.

Ejemplo de textos expositivos escolares

Los textos expositivos escolares buscan reforzar o complementar el proceso de aprendizaje dentro de las aulas de clases, por ello es común que los redacten los profesores e incluso, los mismos estudiantes. Veamos el siguiente ejemplo de un texto expositivo escolar sobre el semáforo:

“El semáforo es un instrumento electrónico que se utiliza para organizar el correcto flujo del tránsito en las calles, a través de señales de colores:

  • Luz verde: significa que los vehículos pueden avanzar.
  • Luz roja: indica cuando los vehículos tienen que detenerse.
  • Luz amarilla: advierte que el semáforo pasara de la luz verde, a la luz roja.

De igual manera, existe un semáforo con señales exclusivamente para las personas que se movilizan caminando:

  • Figura de una persona con luz verde: significa que los transeúntes pueden pasar.
  • Figura de una persona con luz roja: indica que los transeúntes deben esperar.

Todas estas señales de tránsito son súper importantes porque ayudan a controlar el paso tanto de los vehículos, como de las personas. Además, reducen el riesgo de accidentes”.

Ejemplo de texto expositivo de animales

Los ejemplos de textos expositivos de animales, constituyen una importante función sobre todo durante la etapa de educación primaria, porque ayuda a los niños a conocer la fauna doméstica y salvaje, mediante descripciones. Observemos el siguiente escrito acerca de “la vaca”:

“La vaca es un enorme animal mamífero que nos proporciona alimentos como carnes o lácteos. Estas son sus características:

  • Pertenece a la familia de los bóvidos.
  • Es la hembra del toro.
  • Es un animal mamífero porque nace del vientre de la madre y se alimenta de sus ubres (mamas), durante su desarrollo.
  • Es herbívoro y al crecer se nutre de pasto, hierbas, semillas, raíces, hojas, tallos, entre otras plantas.
  • Es un animal de gran peso y tamaño.
  • Tiene pelaje corto.
  • Posee pezuñas.
  • Es blanca y tiene manchas negras.
  • Es un animal vertebrado porque tiene huesos y articulaciones.

De la vaca se extraen alimentos como la carne, la leche, el queso y de ella también se obtenemos otros elementos como el cuero”.

Si quieres aprender más sobre los tipos de textos puedes leer estos articulo en los que hablamos de:

Califica esta nota!

¡Haz clic para puntuar esta historia!
(Votos: 5 Promedio: 4)

Te gustó la nota? Compártela !!

Otros articulos que te van a interesar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.