Texto literario – Que es, estructura, características y ejemplos

Texto literario
Texto literario

El texto literario es aquél escrito que denota un lenguaje elegante y propio del autor, en el cual se combina lo poético para expresar ideas o sentimientos.

En este sentido, estos trabajos son totalmente subjetivos, el escritor tiene la libertad de ser muy creativo a la hora de presentar las historias.

Por lo tanto, el principal objetivo es ganarse la atención del lector, mediante narraciones inspiradas en hechos reales o simplemente de ficción.

Hoy en este post explicaremos más a fondo sobre qué es, características, estructura, tipos y ejemplos de algunas de las obras más famosas.

Qué es un texto literario

El texto literario comprende una serie de escritos hechos para entretener al lector, despertar sus emociones y activar completamente su imaginación.

La redacción del texto literario se centra en un tipo de lenguaje poético a comparación del informativo, que transmite el mensaje de manera objetiva.

Lo que significa que las obras literarias están cargadas de mucha expresividad, en ellas se añaden distintas técnicas literarias como lingüísticas.

En otras palabras, esta modalidad textual se centra desde una perspectiva artística como, por ejemplo, escribir una pieza teatral, redactar una novela o presentar un poema.

Características del texto literario

Las características de los textos literarios varían dependiendo del tipo, como ya hemos dicho el autor tiene la opción de crear historias fantásticas, inspiradas en temas reales o incluso combinar ambos casos.

Cada modelo literario tiene su propio lenguaje escrito, el cual explicaremos más adelante, algunos son redactados en prosas, otros en versos. El secreto del escritor está en cautivar al público con su obra, éste último debe sentirse totalmente conectado con la trama.

Estructura del texto literario

La estructura típica de los textos literarios inicia por la exposición, donde se pone en contexto al lector sobre el tema o conflicto central de la obra, mencionando los personajes, el lugar y el tiempo.

Posteriormente continua la acción, es decir, el momento en que inician los conflictos, como consecuencia de varias eventualidades que, por lo general, producen suspenso.

Seguidamente continua el clímax, periodo por el cual se intensifica el problema, sin embargo, luego ocurre la parte descendente, en que se aclaran las dudas y finalmente el desenlace de la obra.

Tipos de texto literario

Los tipos de texto literario se clasifican en narrativos, líricos o dramáticos, cada uno tiene un estilo o norma diferente a la hora de elaborarlos.

En este apartado, comenzaremos explicando el narrativo que se caracteriza por contar una historia de forma cronológica, con la intención de entretener.

Generalmente, este tipo de escrito tiene una función imaginativa, es decir, hace que el lector se sumerja en un mundo fantástico, pero también se basa en contenido reales como biografías.

Asimismo, la narrativa usa la metáfora consistiendo en un modo retorico, en el que se nombra dos cosas distintas, pero que mantienen relación, esto con la intención de resaltar un atributo o comparación. Tras aclarar este punto, vamos a mencionar una lista de los tipos de textos narrativos:

  • Cuentos: se trata de una historia de ficción generalmente corta en la que intervienen pocos personajes, dirigida mayormente a un público infantil, aunque también hay cuentos para adultos. La redacción es escrita en prosa tratándose de una línea de oraciones coherentes, que no usa métrica, rimas o reiteraciones.
  • Leyendas: se trata de escritos inspirados en hechos reales a los cuales se les añade elementos imaginarios, los temas pueden estar basados en lugares, hechos o personas. Las leyendas se suelen compartir de generación en generación, no obstante, a pesar que son escritas, generalmente se trasmiten de manera oral.
  • Novelas: obras literarias que se caracterizan por ser algo extensa y de temáticas muy variadas inspiradas en el romance, la aventura, la ficción, el ámbito policial, el terror, de caballería, criaturas fantásticas, entre otros contenidos.
    El escritor suele dividir las novelas en capítulos o entradas, con el objetivo de presentar el tema de manera ordenada, sin embargo, hay muchos tipos de estructuras que se usan a la hora de construir este tipo de texto.
  • Fábulas: se distinguen por su carácter didáctico ya que el contenido generalmente es creado para niños, el autor coloca moralejas con la intención de que los pequeños obtengan alguna enseñanza.
    Ahora explicaremos sobre los textos líricos que consisten en aquellas redacciones donde el autor expresa sus sentimientos, los fragmentos son elaborados en versos, los cuales están constituidos por el metro, la rima y el ritmo. Estos son algunos de los ejemplos:
  • Poesía: es aquella en la que el autor manifiesta ideas, historias e incluso sentimientos mediante la metáfora, elemento que le da un toque bastante artístico a la obra, pero también se compone de la rima que produce un efecto musical suave.
    Por ello, el autor se vale de los recursos poéticos, así como el uso correcto de las palabras, presentando un trabajo extraordinario. Los contenidos se centran generalmente en temas de amor, heroísmo, batallas o incluso tradiciones.
  • Oda: se trata de un tipo de composición poética creada en verso con el objetivo de ser cantada bajo un tono elevado. Entre los temas más comunes en la Oda se encuentran la filosofía, la religión, el heroísmo, la religión y el amor.

Ya descritos los textos anteriores, pasamos a los escritos dramatúrgicos que forman parte del ámbito literario y se clasifican en los siguientes géneros:

  • La tragedia: son historias en que el desenlace de la obra no culmina con un final feliz, pese a que el protagonista trata de enfrentar su cruel destino. En la obra participan personajes heroicos.
  • Comedia: a diferencia de la tragedia, la comedia es bastante humorística, el autor escribe para hacer reír al público.
  • Tragicomedia: se mezcla la tragedia con la comedia, en la cual actúan personajes de distintas clases sociales. Suele haber enredos, aunque siempre el final es feliz.

Por otra parte, aprovechamos la oportunidad para aclarar que los textos no literarios, son aquellos que tienen como finalidad informar y utilizan fuentes objetivas como, por ejemplo, la noticia, el ensayo, el reportaje, la publicidad, entre otros.

Ejemplo de textos literarios cortos

En este apartado mencionaremos varios ejemplos de textos literarios cortos muy famosos, que han servido para entretener, reflexionar o reír.

A través de este tipo de escritura, los pequeños evalúan el comportamiento de los personajes, permitiéndoles identificar tanto lo bueno como lo malo. En este sentido, ellos recapacitan sobre sí mismos, su entorno y refuerzan sus valores.

Ejemplos de textos literarios para niños

Un texto muy conocido es el de la libre y la tortuga, una fábula hecha del escritor griego Esopo, el cual describe al personaje de liebre como vanidosa, orgullosa y se creía superior a la tortuga por ser lenta, esta última ya cansada propuso a la libre hacer una competencia para saber cuál de las dos era más rápida, con la intención de que la dejara de molestar, por lo tanto, mostraremos a continuación el texto adaptado de la historia:

Había una vez una liebre muy rápida, que se reía de la tortuga porque era bastante lenta a la hora de caminar. Todos los días, cuando ella paseaba la liebre le decía: ¡señora tortuga, a dónde piensa llegar con ese ritmo tan lento, ja ja ja!

Al día siguiente, la tortuga le propuso a la liebre ir a una carrera porque estaba cansada de sus bromas pesadas: ¿señora liebre, le gustaría competir conmigo en una corrida y vemos cuál de las dos es la más veloz? Entonces la libre aceptó.

La carrera inició, la liebre corrió muy rápido llegando bastante lejos, confiada prefirió dormir sobre una roca, mientras la tortuga la alcanzaba.

Entonces la tortuga continuó caminando sin detenerse y pudo lograr la meta, ya cuando la liebre despertó era demasiado tarde, se dio cuenta que perdió por quedarse dormida.

Moraleja: la liebre aprendió a no burlarse de otros, ni creerse mejor, de hecho, la clave está en ser humilde, porque la arrogancia no trae nada bueno e incluso es un obstáculo para lograr los objetivos.

Ejemplo de texto literario narrativo

Otro ejemplo que mencionaremos es sobre la leyenda “el molino de sal” que narra lo siguiente: hace muchos años había un gigante que tenía un molino mágico, capaz de generar sal. Luego él decidió regalarle el molino a una viuda que tenía una niña. Las dos trabajaron con el molino y, afortunadamente, produjeron mucha sal que sería vendida al pueblo, sin embargo, un duende celoso arrojó el molino al mar y desde esa vez el agua del mar se volvió salada.

Ejemplo de texto literario cuento

El escritor danés, Hans Christian Andersen, fue el escritor del famoso cuento “Patito Feo”, con esta obra quiso resaltar el respeto hacia los demás sin importar su procedencia. Ser tolerante para convivir en un mundo mejor, por ello, aquí compartimos el siguiente fragmento:

En una mañana soleada de verano empezaron a romperse los huevos incubados por mamá Pata, los padres estaban muy contentos junto a sus familiares y amigos, no obstante, ninguno de los que estaban presentes se percató que había un huevo más grande que todos, el cual estaba intacto.

Después de algunos minutos, se dieron cuenta del huevo y, todos, incluyendo los propios recién nacidos, esperaban que la cría saliera del cascaron. Entonces empezó a moverse, mostrando primero el pico, luego el cuerpo y por último las patas, no obstante, la sorpresa es que era súper grande y diferente al resto de sus hermanos, por esa razón, lo llamaron “patito feo”.

Al darse cuenta de la apariencia del animal, la mamá utilizó una de sus alas y apartó a la cría, fijando la atención en sus otros hijos.

El tiempo paso, las burlas se intensificaron porque patito era más feo, entonces casando de esa situación decidió marcharse de la granja, recorrió el bosque y llegó a una nueva finca, en ese sitio vivía una señora que le dio cobijo y alimento, sin embargo, no tenía buenas intenciones solo quería comérselo.

Patito se dio cuenta de los deseos de la anciana, por lo que se fue del lugar. Tras la llegada de invierno el ave paso frío, también sentía hambre y luchaba contra la persecución de los cazadores. Afortunadamente, patito superó ese mal momento.

Inició la primavera, la temperatura ya era más calurosa y nacieron hermosas flores, esto hizo que el animalito recuperara su ánimo.

Otro día, patito paso cerca de un estanque, observó que allí se encontraban unas hermosas aves que nunca antes había visto, para su sorpresa eran ¡cines! Que se desplazaban en el agua de manera muy elegante y delicada.

A pesar de que patito se encontraba acomplejado por su apariencia, decidió preguntarle a uno de ellos que, si podía bañarse en el estanque, entonces respondió el cisne:

– ¡Por supuesto que sí! Eres de los nuestros.

Y patito le dijo: – ¿Cómo qué soy uno de ustedes? Yo soy feo y torpe, lo contrario a ustedes que son elegantes y tienen plumas que brillan como el sol.

Y los cines dijeron:

– Entonces, observa tú reflejo en el agua y verás cómo no te mentimos.

El patito se miró y lo que vio lo dejó sin palabras. ¡Había crecido y transformado en un hermoso cisne! En ese momento, él supo que jamás había sido feo. Él no era un pato, al contrario, un cisne. Y así, el nuevo cisne se integró al resto de los ejemplare viviendo feliz para siempre.

Espero que este articulo te sea util. Si te gusto y quieres aprender más sobre el tema puedes leer nuestros otros articulos:

Califica esta nota!

¡Haz clic para puntuar esta historia!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Te gustó la nota? Compártela !!

Otros articulos que te van a interesar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.