Obra sobre la importancia de la adopción de un niño

Obra de teatro sobre la importancia de la adopción
Obra de teatro sobre la importancia de la adopción

Un tesoro inesperado”, es una obra teatral infantil que demuestra, a través de analogías, la importancia de los padres adoptivos en la creación de una nueva familia donde prevalecen el cuidado y el afecto, como los ejes fundamentales del hogar.

Esta dramaturgia está inspirada en un cuento para niños, el cual también busca enseñar a los pequeños desamparados, que siempre se puede iniciar otra vez cuando conoces a las personas indicadas en el momento adecuado.

La trama se centra en la historia de Elena, una joven pueblerina del Polo Norte, quien recibe una bolsa de carbón por parte de un marinero a cambio de hospedarse en su hogar, pero como la joven creyó haber sido estafada, abandonó el costal en otro lugar, donde una pareja de ancianos descubrió su verdadero valor.

Título: Un tesoro inesperado

Adaptación: Luigi Álvarez exclusivamente para obrasdeteatrocortas.org

✅ Obra de 4 personajes

👫 Personajes:

  • Narrador
  • Marinero: aventurero que busca tesoros y lucha contra monstruos en el mar.
  • Elena: una hermosa joven que vive en un pueblo del Polo Norte.
  • Doña Claudia: una anciana dueña de la posada más pobre en el pueblo del Polo Norte.
  • Don Josué: un anciano, esposo y socio de Doña Claudia.

💰 Un tesoro inesperado

📢 ACTO 1

Narrador: una fría noche de invierno, una tripulación de hombres dedicados a cazar monstruos marinos y buscar tesoros en el fondo del océano, llegó a un lejano pueblo en las apartadas costas del Polo Norte para resguardarse de la insoportable nevada, así que ofrecieron joyas a quienes le dieran posada durante el resto de la tormenta.

Por eso, Elena, una hermosa pueblerina, hospedó a un marinero en su hogar a lo largo de un mes, hasta que el clima mejoró y aquel joven debió partir a revivir sus aventuras.

Marinero (entusiasmado): ¡muchas gracias! Ha llegado el momento de partir, de combatir monstruos, conocer lugares fantásticos y descubrir nuevas joyas a donde quiera que vaya.

Elena (ansiosa): entonces, ¿cuántas joyas me piensas dejar?

Marinero: ¿joyas? No, en su lugar te dejaré el más grande de todos los tesoros, uno mágico e invaluable que recibirás en un año para resguardarte del frío por el resto de tu vida y convertir tu morada en el sitio más agradable del mundo entero.

Elena (intrigada): ¿un tesoro mágico e invaluable? Está bien, pero, ¿cómo sabré si cumplirás tu palabra? ¿Cómo sabré si algún día te volveré a ver para saldar tu deuda?

Marinero: soy un aventurero que viaja por el mundo luchando con feroces criaturas del océano y buscando joyas en el mar, ¡mi reputación me precede! Cuando llegue el momento, enviaré una gran ave hasta tu casa para darte el tesoro.

Elena: confiaré en tu palabra marinero, esperaré tu regalo…

📢 ACTO 2

Narrador: luego de un largo año de espera, una enorme ave llegó volando hasta la casa de Elena y dejó un pesado saco en la puerta del lugar.

Elena (ansiosa y alegre): ¡por fin! ¡El tesoro que tanto estuve esperando! Lo abriré para ver qué es…

Narrador: pero, para la sorpresa de Elena, aquel pesado y enorme costal solo estaba lleno de carbón, así que la joven se enfureció…

Elena (molesta): ¡un año esperé por este supuesto tesoro! ¡Tanto tiempo para obtener un costal repleto de carbón! ¡Buscaré a ese marinero! ¡Algún día lo encontraré!

Narrador: Elena cargó el saco de carbón y emprendió un viaje tratando de encontrar aquel marinero, pero su búsqueda no rindió ningún resultado…

📢 ACTO 3

Narrador: al no encontrar al aventurero que, según ella, le había jugado una mala broma, Elena decidió regresar a su pueblo, pero estaba exhausta por cargar el costal sin ayuda, por ello, se acercó hasta la puerta de la posada más pobre, la de los ancianos Doña Claudia y Don Josué, donde casi nadie acostumbraba a hospedarse porque nunca había leña suficiente para ofrecerle calor a todos los viajeros.

Elena (triste y decepcionada): al menos en este lugar podrán darle un mejor uso a este supuesto tesoro al que yo jamás le pude encontrar valor…

Narrador: Elena tocó la puerta del sitio y se marchó antes de que la pareja saliera…

Doña Claudia (sorprendida): ¡Josué! Alguien ha dejado un costal en la puerta.

Don Josué (intrigado): ¿un costal? Vamos a ver qué contiene…

Narrador: al abrir el saco, la pareja se alegró como nunca en su vida lo habían hecho.

Doña Claudia (emocionada): ¡Josué! ¡Esto nos va a dar el calor que tanto necesitábamos en nuestra posada!

Don Josué (alegre): ¡sí, Claudia! ¡Ya no me veré obligado hacer esos agotadores viajes para traer un poco de leña! Solo tenemos que mantener su fuego encendido y nunca más veremos este lugar desolado, frío y triste…

Narrador: sin embargo, al encender los trozos de carbón, la pareja observó que un brillo resplandeciente iluminó cada rincón de la posada, porque aquellas piezas negras se convirtieron en hermosos diamantes.

Gracias a ese obsequio, la posada de Doña Claudia y Don Josué pasó a ser la más próspera de todo el pueblo, donde solo hizo falta un poco de calor y entusiasmo para sacar a la luz las más fantásticas joyas, tal como ocurre con las personas, quienes, aunque parezcan un simple trozo de carbón, con el cuidado correcto pueden convertirse en un tesoro inesperado…

Fin.

Si te gusto esta obra te recomiendo ver el guion sobre la diversidad de genero para niños, la obra sobre la inclusion social o quizas el guion sobre la diversidad religiosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.