Retiro Espiritual – Guion sobre la diversidad religiosa

Obra de teatro sobre la diversidad Religiosa
Obra de teatro sobre la diversidad Religiosa

Retiro espiritual” es una obra de teatro para niños que refleja los acostumbrados desacuerdos ideológicos entre las distintas corrientes religiosas, para darle un giro al conflicto y mostrar un importante mensaje de respeto, diversidad e inclusión.

En esta dramatización, cada niño representa la personificación de las religiones más conocidas y asisten a una reunión inesperada que organizó la encarnación de “la inclusión”.

Se trata de una obra en la que prevalecen similitudes y discrepancias dogmáticas, pero con un toque divertido para ayudar a los pequeños a comprender un tema tan complejo como la diversidad religiosa.

Título de la obra: Retiro espiritual

Autor: Luigi Álvarez exclusivamente para obrasdeteatrocortas.org

✅ Obra de 7 personajes

👫 Personajes:

  • La inclusión
  • El cristianismo
  • El hinduismo
  • El islamismo
  • El budismo
  • El judaísmo
  • La diversidad

😇 Retiro espiritual: Guion sobre la diversidad religiosa

📢 ACTO 1

Narrador: en medio de un gran salón estaba una pequeña esperando a cinco religiones para comenzar con un importante evento, solo que los invitados fueron citados a la actividad sin informarles la verdadera razón del mismo.

Así, poco a poco, comenzaron a llegar y el primero de ellos en asistir, fue el judaísmo…

– El judaísmo (con voz de autoridad): “Shalom Aleijem”, digo, “la paz sea con vosotros”, para los que no me entienden.

– La diversidad (con total tranquilidad): “Aleijem Shalom”.

– El judaísmo (sorprendido): ¡oh! Con que me encontré con una de mis seguidoras, ¿fuiste tú quién me citó a este lugar?

– La diversidad: en realidad yo no fui quien convocó la reunión, a mí también me invitaron.

– El judaísmo (intrigado): mmmh… Bueno, entonces espero que los demás invitados lleguen pronto, porque hoy es viernes y mañana me toca descanso, ¡sino me voy!

– Narrador: en ese momento, entró el hinduismo al gran salón…

– El hinduismo: “Namaste, Salam alaikum”.

– La diversidad: “wa alaikum as-salaam”.

– El judaísmo (intrigado): ¿y este qué dijo?

– La diversidad (riéndose): él dijo “la paz sea con vosotros”. Es el hinduismo, él representa al sistema religioso de la India.

– El judaísmo (sorprendido y molesto): y ¿cómo para qué nos citaron junto a otra religión? ¡No!, yo mejor me voy a la sinagoga.

– El hinduismo (impactado): ¿cómo osan organizar semejante complot? Yo también me voy con todos mis dioses.

– La diversidad: ¡ya va!, miren, ahí viene la organizadora de la actividad.

Narrador: justo en ese instante, llegó la inclusión acompañada por el islamismo y el cristianismo.

– La inclusión (emocionada): ¡muy buenos días! Bienvenidos a este grato retiro espiritual, para los que ya llegaron, les presento al cristianismo y al islamismo, los más jóvenes entre todos ustedes.

– El cristianismo: la paz sea contigo.

– El islamismo: salam.

– El judaísmo (disgustado): debí haberlo imaginado, esto solo se te pudo ocurrir a ti, como siempre, la inclusión.

– La inclusión: por supuesto, era la única manera de reunirlos a todos para comprendernos mejor, pero veo que falta alguien.

– Narrador: por último, llegó el budismo al salón y saludó con las manos juntas e inclinando un poco la cabeza.

– La inclusión: ¡qué bueno! Ya están todos. Pensé que no vendrías budismo, ya te iba a buscar.

– El budismo: es que me quedé meditando en el camino.

– La inclusión: lo importante es que estamos unidos. Ya les voy a explicar cuál es el motivo de presentarnos hoy aquí.

Narrador: así, en medio de toda la expectativa, la inclusión los invitó a tomar asiento para iniciar la apertura de la actividad.

📢 ACTO 2

– La inclusión: muy bien, los he citado a este encuentro para que tengamos un nuevo comienzo y logren entenderse con los demás.

– El judaísmo (con seguridad): por supuesto que nos vamos a entender, solo hace falta la llegada del mesías y todos conoceremos al único Dios, cuando eso suceda, nos comprenderemos facilito.

– El cristianismo (intrigado): ¿el mesías? Pero si ya llegó y se llama Jesús.

– El islamismo (confundido): ¿Jesús? No vale, actualícense porque el nuevo profeta se llama Mahoma.

– El budismo (meditando): ooohmmm…

– El hinduismo (confundido): ya va, ¿ustedes hablan de un solo Dios o de cuántos? Porque si es de varios yo tengo una lista bien grande con bastantes dioses.

– El cristianismo: por supuesto que hablamos de un único Dios, el Dios padre, creador del cielo y de la tierra.

– El judaísmo: cerquita cristianismo, cerquita, solo que se llama Yahveh.

– El islamismo: otro más que habla sin saber nada. El Dios único existe, pero se llama Alá.

– El budismo (meditando): ooohmmm…

– La inclusión (interrumpiendo): ¡momento! Creo que nos estamos desviando un poco del asunto principal. Por favor siéntense y hagan silencio. Voy a organizar una nueva actividad.

Narrador: mientras todos esperaban en sus asientos, la inclusión escribía en un cuaderno que tenía sobre su escritorio, preparándose para dar las siguientes instrucciones.

📢 ACTO 3

Narrador: luego de una breve pausa, la inclusión concluyó con las nuevas indicaciones.

– La inclusión: ¡listo! Ahora sí, cada uno de ustedes nos dará sus mejores razones para incluir al resto de una manera agradable y sin problemas.

– El judaísmo: a ver, yo les puedo explicar los 10 mandamientos e instruirlos para que sigan mis pasos mientras esperamos la llegada del verdadero mesías.

– El hinduismo: bueno, yo no suelo buscar fieles seguidores, pero siempre hay espacio para un Dios más en mi lista, aunque ustedes no crean en el resto.

– El cristianismo: yo solo quiero que todos se amen los unos a los otros como sugirió Jesús, nuestro salvador. Sean humildes y caritativos, ese es el único camino de la salvación.

– El budismo: yo los invito a meditar y seguir el camino de buda para obtener paz interior e iluminación.

– El islamismo: yo solo creo una cosa, el único Dios es Alá y solo Mahoma es su profeta. El camino está en la oración diaria y la caridad.

– La diversidad: bueno, ahora falto yo.

– El islamismo: y a todas estas, ¿cuál religión eres tú?

– La diversidad: disculpen, no me he presentado, yo soy la diversidad y siempre he sido muy amiga de la inclusión, por eso vine a ayudarla. La verdad es que todos tenemos derecho a pensar diferente, porque si se han dado cuenta, entre sus creencias y diferencias también hay muchas similitudes. Por eso no debemos obligar a nadie a creer en nuestra fe, sino simplemente respetarlos y tratar de comprender su ideología o su cultura. Sencillamente, así funciona la vida, en medio de un mundo lleno de diversidad, lo importante es entender la postura de los demás y respetarla, aunque sea distinta a nuestras propias creencias.

– La inclusión: muchas gracias diversidad. ¿Ahora todos lo comprenden mejor?

– El judaísmo: no lo había observado de esa manera, pero tienen razón, lo importante es el respeto.

– El hinduismo: y la empatía.

– El cristianismo: y la tolerancia.

– El budismo: y encontrar la igualdad entre nuestras diferencias.

– El islamismo: y evitar imponer nuestra manera de pensar.

– La inclusión: ¡por fin! De eso se trata. Ahora vamos a disfrutar de este excelente retiro espiritual, así que cada uno puede orar y meditar a su manera, para compartir su experiencia al finalizar el encuentro.

Narrador: así, todas las religiones pudieron entenderse mejor desde ese momento en adelante, gracias a las importantes palabras de inclusión y diversidad.

FIN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.