Leyenda El hijo del Maguey

El hijo de Maguey
El hijo de Maguey – Leyenda sobre el fin del pueblo Tolteca

El hijo del maguey es el nombre de una leyenda mexicana, que nos explica cómo fue la extinción del pueblo tolteca y por qué sucedió. Además, nos relata la forma en la que todo fue previamente dicho a través de una profecía y de cómo esta se volvió realidad.

Sin duda alguna es una leyenda apta para niños, y que además nos enseña que no importa el poder que puedas llegar a tener, siempre debes ser humilde y tratar bien a quienes te rodean.

👫 Personajes:

  • Papatzín (padre de Xóchitl)
  • Xóchitl
  • Rey Tecpancaltzin
  • Meconetzin, también llamado Topiltzin (hijo de Tecpancaltzin con Xóchitl)
  • El sacerdote Huemán

Leyenda El hijo del Maguey

Esta leyenda comienza cuando un buen día el sacerdote Huemán, quien además de haber vivido 300 años, era un hombre muy sabio, había predicho que: “la monarquía tolteca tendría un fin”.

Según las palabras del sabio, el fin de la monarquía llegaría cuando al trono se subiese un rey que tuviese el cabello crespo; y a su vez, cuando se encontrasen conejos con cuernos de venado.

Ante esto, los años pasaron sin más. Las personas vivían tranquilas y todo esto bajo el reinado del rey Tecpancaltzin.

Un día, un hombre llamado Papatzín decidió llevar a su hija Xóchitl con el rey. Esto con la finalidad de que probara una jícara de miel de maguey a modo de obsequio.

La doncella Xóchitl era muy hábil en la creación de esta bebida, por lo que el rey quedó impactado y enamorado de la joven, a tal punto que la indujo a que se quedara con él en su palacio.

Pasó el tiempo y la pareja tuvo un bebé, al cual le dio el nombre de Meconetzin, lo que significa “hijo del maguey”. Mientras más crecía el niño, más rumores surgían en relación a su aspecto físico, ya que tenía el cabello crespo en forma de tiara, tal cual la predicción del sabio Huemán. Sin embargo, pasaba el tiempo y todo seguía en total normalidad.

Con el transcurrir de los años, Meconetzin o como también se le llamaba: Topiltzin, se había convertido en un hombre y heredó el trono de su padre. Sus primeros años de reinado fueron muy buenos, sin embargo, con el transcurrir del tiempo se fue convirtiendo en un rey malvado y tirano.

Las personas ya no lo querían y los rumores sobre su aspecto físico y la predicción, comenzaron a sonar nuevamente.

Un día, un hombre del pueblo cazó a un conejo y para su sorpresa y la de todos los presentes ¡tenía cuernos de venado! Como era de esperarse la noticia se esparció por toda la ciudad y sus habitantes se encontraban sumamente nerviosos, puesto que la profecía se estaba cumpliendo y pronto verían su fin.

A raíz de este acontecimiento, muchas cosas extrañas comenzaron a suceder. Desde una amplia variedad de desastres naturales como derrumbes, huracanes, plagas, sequías e inundaciones, hasta guerras que se formaron con los reyes de Xalisco, quienes se aprovecharon de la situación para intentar invadir sus territorios.

Las personas iban muriendo poco a poco con todas las desgracias que estaban viviendo. Tecpancaltzin y Xóchitl, murieron en batalla, ya que se encontraban en primera línea para defender a su pueblo. A diferencia de Topiltzin, quien se acobardó y huyó a esconderse en una cueva de la cual no salió nunca más.

A raíz de esto todo el pueblo de tolteca se extinguió, unos murieron motivado a los desastres naturales y otros, víctimas de la guerra. El punto es que la profecía de el gran sabio Huemán se cumplió.

Califica este leyenda!

¡Haz clic para puntuar esta historia!
(Votos: 3 Promedio: 4.7)

Te gustó la Leyenda? Compartela

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Más Leyendas geniales!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Las leyendas más leídas

Debajo del texto podras descargar un PDF GRATIS!