Teatro Romano – Origen, Historia y Características!

El teatro romano es el arte cultural que nació a partir de la fundación del imperio romano (27 a.C), siendo el segundo país en promover ese movimiento artístico, después de Grecia.

Al principio, los dramaturgos abordaron temas religiosos e hicieron adaptaciones basadas en obras de Grecia, sin embargo, la temática cambió hacia el entretenimiento.

Las piezas teatrales divulgaron información sobre la cultura romana, además, sirvieron como estrategia para distraer a las colonias, con respecto a temas de mayor interés, como las operaciones políticas.

Sin duda alguna, la dramaturgia romana tiene aspectos interesantes desde el área literaria y arquitectónica, las cuales dejaron un legado a la humanidad, por ello, en este post compartiremos qué es, el origen, las características, autores, las obras más famosas y los tipos de teatros romanos.

Teatro Romano
Teatro Romano: Origen, historia y características

🏛 Qué es el teatro romano

El teatro romano es una de las expresiones artísticas que conforman la dramaturgia, con una mezcla de contenido griego, pero modificada en base a la cultura propia de su país.

Los autores del teatro romano conservaron a los seres imaginarios griegos en la mayoría de las obras, incluyendo sus nombres y vestimenta típica.

Sin embargo, la forma de ser en cada personaje, se construyó en base a la manera de pensar y actuar de los romanos.

Las historias fueron adaptadas a nuevas situaciones, e inspiradas en sujetos reales del teatro griego, empleando la exageración y el juego de palabras.

Asimismo, los comediógrafos añadieron el latín en sus presentaciones teatrales, pues era el modo particular de hablar en la época, además de ser la lengua materna de Lacio (Latium), una región central de Italia.

🏛 Origen del teatro romano

La historia del teatro en Roma empezó desde la ciudad francesa de Arausio (actualmente llamada Orange), la cual fue conquistada por el imperio romano.

El jefe supremo del antiguo imperio, Augusto, quien gobernó del 27 a. C. hasta el 14 d. C., autorizó la construcción del Teatro de Orange en dicho territorio.

Por lo tanto, el soberano inauguró la obra arquitectónica como un espacio para promover el entrenamiento y no, con la intención de que fuera una institución cultural.

En el origen del teatro romano, encontramos que las primeras manifestaciones artísticas se relacionaron a las “falsas atelanas”, un tipo de representación escénica de carácter popular e improvisado.

Los artistas utilizaban máscaras de teatro para interpretar a los seres imaginarios de las atelanas. La trama narraba la vida cotidiana bajo un carácter burlesco. Entre los personajes se encuentran:

  • Puppus, el viejo estúpido.
  • Dosenus, conocido como el “jorobado”.
  • Buccus, el glotón.
  • Maccus, el atolondrado.

La dramaturgia romana continuó evolucionando y el arte del mimo, llegó al famoso Teatro de Orange.  Cabe destacar que las historias estuvieron inspiradas en acontecimientos de la vida, pero con la diferencia, de que los actores no utilizaban máscaras y se apoyaban de textos en prosa.

Otra actividad cultural que sirvió de diversión, fue la pantomima, la cual transmite el mensaje mediante gestos y movimientos corporales, omitiendo el uso de palabras.

El público en general disfrutaba de la magia del teatro, pues la entrada era gratuita y cada clase social tenía su área asignada.

Además, la sede artística permanecía abierta todo el día, ofreciendo distintos espectáculos como las lecturas poéticas, entre las actividades ya mencionadas.

Posteriormente, el imperio romano creó otros teatros de gran envergadura en los territorios conquistados, pero con la decadencia de esta hegemonía, fueron clausurados.

De hecho, la iglesia influyó en el cierre de los espacios romanos, ya que estaba en desacuerdo con el contenido de las obras, las cuales calificaba de inmorales y paganas.

Al ocurrir este hecho, el arte romano desapareció de la vida pública durante un largo período. Los espacios permanecieron abandonados y fueron saqueados.

Más adelante, los teatros se convirtieron en refugios para las víctimas de las guerras religiosas, desarrolladas en la época de la Edad Media (siglo XVI).

🏛 Características del teatro romano

Las obras de teatro romano antiguo se basaron en la tragedia, aunque fueron pocos los materiales literarios conservados con relación a esta temática.

Pese a la situación, los historiadores hallaron algunos volúmenes de este género, caracterizado por incluir en dos subgéneros nuevos.

El primero de ellos, denominado “fábula graeca”, un tipo de pieza teatral de origen griego, adaptada en Roma, pero imitando el modelo literario de Eurípides.

La graeca original estuvo conformada por una coral. Después los romanos la modificaron, convirtiéndola en una especie de comparsa, donde, además, participaba el narrador.

Esta modalidad de comparsa se empleó en la tragedia romana, excepto en los dramas del filósofo, político, orador y escritor, Lucio Anneo Séneca.

Por otra parte, los dramaturgos resumieron los cantos en la graeca, sustituyéndolos por el sonido de la flauta. Finalmente, el segundo subgénero, llamado fabula praetexta, consistió en brindar al público, narraciones dedicadas a la historia nacional de Roma.

➜ Teatro clásico romano características

El teatro clásico romano se vinculó con la comedia y las obras tomaron un giro distinto a la tragedia. Los escritores mostraron desinterés por este último género.

En cambio, los comediógrafos, inspirados en la Comedia Nueva Griega, comenzaron a compartir contenidos burlescos, enredos amorosos y parodias de mitos.

La comedia tuvo una primera clasificación denominada “fabula palliata” (pallium, manto de los griegos), cuya trama contaba la forma de vida de las clases sociales altas.

Cabe destacar que la palliata surgió de la Comedia Nueva. En ella, los actores interpretaban a personajes como: el viejo avaro, las cortesanas desenvueltas, el esclavo avispado, las doncellas honestas, el joven enamoradizo, los soldados fanfarrones, entre otros.

La otra categoría de comedia era la fábula togata, donde los artistas representaban temas romanos, usando la toga como vestimenta.

🏛 Partes del teatro romano

Las imágenes o dibujos de la estructura del teatro romano, representan la belleza y majestuosidad de los espacios, donde asistían un gran número de espectadores.

Los romanos utilizaron piedras para construir estos sitios, destinados a la presentación de obras y otros espectáculos de entretenimiento, siempre, siguiendo el ejemplo arquitectónico de Grecia.

Más adelante, los espacios teatrales fueron elaborados al estilo romano, con ideas del arquitecto Marco Vitruvio. Estas son dichas partes:

  1. Frente escénico: posee una doble fila de columnas.
  2. La orchestra: tiene forma semicircular y está situada frente al área escénica. Los políticos tomaban asiento en esta parte de la estructura.
  3. Aditus: pasillos laterales que dan acceso a la orchestra.
  4. Cávea: graderío semicircular donde permanecían los asistentes. Estaba divido según el estatus social de las personas. Las partes clasificadas son la proedria (senadores), ima cávea (caballeros), media cávea (plebe libre), summa cávea (esclavos o individuos libres) y el matroneo (mujeres).
  5. Vomitorio: entradas que conectan a la cávea.
  6. Proscenio: área ubicada en la parte delantera del teatro, utilizada para realizar las muestras escénicas.
Partes del teatro Romano
Partes del teatro Romano

🏛 Autores y obras más famosas del teatro romano

Los representantes del teatro romano más influyentes en el género de la comedia, son Plauto y Terencio, quienes trabajaron en la fábula palliata.

Estos escritores se apoyaron de la Comedia Nueva Griega y utilizaron mayormente las obras del reconocido comediógrafo griego, Menandro.

Asimismo, emplearon la técnica de composición escrita denominada “contaminatio”, recopilando información de los dramas griegos y, eligiendo las escenas que consideraron importantes para luego mezclarlas.

Por otra parte, no podemos dejar de mencionar al filósofo escritor, Séneca, quien contribuyó con piezas teatrales adicionales en el género de la tragedia.

➜ Plauto

Plauto, oriundo de la región italiana de Umbría, publicó un gran número de obras pertenecientes a la literatura latina, dándole un toque grotesco y a la vez, cómico.

Un ejemplo del estilo plautino, está en la pieza teatral “La Aulularia”, cuya historia trata de un viejo avaro del que se termina burlando.

De igual manera, el comediante italiano compartió otra trama muy famosa, que hablaba sobre un soldado fanfarrón, titulada “Miles Gloriosus”.

El autor ganó la atención del público, porque supo identificar los temas de interés que la población prefería en cuanto a la ridiculización de personajes, la intriga y los enredos.

Plauto usó la lengua popular en sus escritos, combinó los juegos de palabras y, al mismo tiempo, alegró las escenas mediante el canto y la música, por eso, entre sus piezas teatrales reconocidas destacan también:

  • El Anfitrión.
  • Asinaria (comedia de los asnos).
  • Captivi Poenulus (el pequeño cartaginés).

➜ Terencio

Otro autor representativo del teatro romano es el escritor africano, Terencio, quien participó en la fábula palliata, utilizando un lenguaje más cuidadoso.

Terencio, a diferencia de Plauto, centró la palliata en un enfoque reflexivo sobre la vida, haciendo hincapié en el comportamiento social y las relaciones con otros.

El comediógrafo no obtuvo tanto éxito como Plauto, pero sí recibió reconocimientos en cuanto a sus personajes, atribuyéndoles un sentido más humano.

Terencio, que perteneció al reconocido círculo intelectual de Escipión, realizó seis obras en el teatro romano, dos de ellas eran del escritor Apolodoro de Caristo, mientras las otras cuatro del dramaturgo griego, Menandro, las cuales fueron llamadas de la siguiente manera:

  • El eunuco.
  • La suegra.
  • Los hermanos.
  • Formión.
  • Andria.
  • El atormentador de sí mismo.

Las piezas teatrales de Terencio se caracterizaron por mostrar el estado psicológico de los personajes, manifestando sus problemas o preocupaciones.

Además, el autor incluyó virtudes como la piedad en sus obras, dejando a un lado la intriga y el contenido grotesco. Sin embargo, los temas carecieron de fuerza cómica.

➜ Séneca

La tragedia senecana está conformada por obras como Hercules furens, Phoenissae, Medea, Troades, Phaedra, Oedipus, Agamemnon y Thyestes.

Séneca, nacido en Córdoba, España, destacó por la elocuencia de sus obras relacionadas a la humanidad, la avaricia, el poder, la crueldad, la moralidad y los acontecimientos inesperados de la vida.

El escritor siguió los modelos de literatura clásica griega y, en su estilo de prosa vibrante, también narraba sobre las deidades. En sus escritos se observa el uso de términos metafísicos.

Séneca utilizó perfectamente el lenguaje poético, dándole un toque intenso, además de los himnos corales, donde resaltaba su amor por la naturaleza.

🏛 Los teatros romanos más famosos

Bien, hemos llegado al apartado de los teatros romanos más famosos, los cuales nos hacen viajar al pasado y conocer sobre su cultura e historia.

La mayoría siguen el modelo arquitectónico de Grecia, pero también contienen elementos propios de Roma, que resaltan la belleza de cada uno.

Actualmente, algunas sedes se encuentran activas para la realización de eventos durante el año, mientras otras se conservan como espacios culturales, donde las personas se reúnen.

➜ Teatro romano de Orange

Teatro Romano de Orange
Teatro Romano de Orange

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), declaró al Teatro romano de Orange (Francia), como Patrimonio de la Humanidad.

Ya habíamos mencionado el espacio dentro del origen de la dramaturgia romana, pero aquí hablaremos un poco sobre su interesante fachada, la cual comprende unos 103 metros de largo y 1,80 metros de ancho.

En este sentido, su estructura posee placas de mármol multicolor en la pared del frente escénico, además de otros elementos decorativos como columnas, estatuas en nichos y frisos.

El teatro cuenta con tres niveles, la primera es la vía de acceso de los actores principales hacia la puerta royal; en el segundo nivel está la estatua del emperador Augusto, mientras que el tercer lugar está dotado de columnas con fines solamente decorativos.

➜ Teatro romano de Mérida

Teatro Romano de Mérida
Teatro Romano de Mérida

El teatro romano de Mérida, ubicado en la homónima ciudad española, fue inaugurado por el imperio romano durante los años 16-15 a.C, en la antigua colonia llamada “Augusta Emerita”.

El cónsul, Marco Vipsanio Agripa, autorizó la construcción de este emblemático sitio que, para la época, tenía la capacidad de albergar a 6.000 espectadores.

Cabe destacar que el teatro tiene la forma típica de graderío semicircular, hecho de piedras, granitos y pavimento de mármol.

Actualmente, los turistas y habitantes de Mérida disfrutan en verano del Festival de Teatro Clásico, celebrado en la sede artística.

➜ Teatro romano de Éfeso

Teatro romano de Éfeso
Teatro romano de Éfeso

El teatro romano de Éfeso es el más grande de Turquía y está ubicado en la península de Anatolia. Tiene una cávea compuesta de 66 filas de asientos.

Conocido como el “gran teatro”, es uno de los espacios más antiguo, pues fue elaborado antes de la llegada del imperio romano.

La sede se caracteriza por tener asientos con espaldares de mármol. Las autoridades de ese país han realizado labores de mantenimiento y recuperación del espacio.

➜ Teatro romano de Aspendos

Teatro romano de Aspendos
Teatro romano de Aspendos

Turquía posee el hermoso teatro romano de Aspendos, situado en la provincia de Antalya, el cual fue construido por el arquitecto griego, Zenon, cuya capacidad de alberge se aproxima a los 15.000 espectadores.

La estructura es considerada como una de las más conservadas, y en la actualidad se organizan actividades culturales como, por ejemplo, operas.

➜ Teatro romano de Marcelo

Teatro Romano de Marcelo
Teatro Romano de Marcelo

El teatro romano de Marcelo en Italia, se construyó durante el reinado del emperador Augusto. Su estructura arquitectónica inspiró al creador del Coliseo.

La sede siguió el ejemplo de los otros teatros, en cuanto a la distribución de las áreas, es decir, consta de tres pisos, con una capacidad de albergue de 15.000 personas.

De igual manera, el material usado para su fabricación era mármol travertino, dándole el toque clásico de la época, por ello, es considerado como uno de los tres mejores de Roma.

El teatro como expresión artística ha contribuido con la cultura universal, la arquitectura y la historia, gracias a la libertad que otorga para manifestar los sentimientos de alegrías, tristeza o el descontento social.

Si te gusto este articulo te invito a que aprendas sobre el teatro Isabelino y compartas este articulo en las redes para ayudarnos a seguir creciendo y publicar mas contenido de calidad.!

Califica esta nota!

¡Haz clic para puntuar esta historia!
(Votos: 17 Promedio: 4)

Te gustó la nota? Compártela !!

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Otros articulos que te van a interesar!

2 respuestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Debajo del texto podras descargar un PDF GRATIS!