Teatro Isabelino: Qué es y cuales son sus características

Teatro Isabelino
Teatro Isabelino – Que es y sus características!

Cuando hablamos del teatro Isabelino nos referimos a aquellas producciones dramatúrgicas, realizadas en el reinado de Isabel I de Inglaterra (1558-1603), época donde deslumbraron grandes escritores como William Shakespeare.

De igual manera, después de fallecer la soberana, los autores continuaron presentando obras durante los mandatos de Jacobo I y Carlos I. Este último autorizó la participación de actrices en los espectáculos teatrales.

Sin embargo, con la llegada del dictador puritano, Oliver Cromwell, al poder británico en 1653, los teatros de ese país fueron cerrados.

A pesar de ello, esta expresión artística dejó una importante huella en la historia del teatro, sirviendo como fuente de inspiración para los amantes de la dramaturgia.

En este sentido, hemos dedicado este post para hablar sobre el teatro Isabelino, que es, sus características, autores y obras más destacadas.

🎭 Qué es el teatro Isabelino

El teatro Isabelino como bien dijimos, comprenden el período de mandatado de Isabel I, donde surgieron diversos materiales en el campo de la dramaturgia.

Un aspecto relevante de dicha era, fue que las iglesias no ejercieron control en los escritores, los cuales, en ese sentido, podían expresar sus ideas de forma más libre.

El objetivo principal de este arte era el entretenimiento popular. Por ello, los dramaturgos elegían el género teatral donde mejor escribían, a fin de cumplir las expectativas del público.

Generalmente las comedias representaban los dramas de la vida de una manera graciosa, mientras que la tragedia iba relacionada al fatal destino de los protagonistas como en el teatro griego.

Por otra parte, los dramaturgos elaboraban piezas teatrales sobre la tragicomedia, es decir, en las historias mezclaban humor y a la vez desdichas.

✅ Características del teatro isabelino

Las características generales del teatro isabelino, se definieron de acuerdo a los avances escenográficos y estructurales pautados para la época.

Por ejemplo, las puestas en escena se realizaban en espacios abiertos como posadas, plazas, terrenos o en las casas de los nobles, los cuales apoyaban este arte.

De igual manera, existían teatros hechos de madera y paja. Los encargados de organizar las obras, usaban la iluminación natural o encendían velas en los sitios cerrados.

Durante el período de gobierno de Isabel I, los dramaturgos y, hasta los propios actores, formaron sus compañías teatrales, que no tenían un organigrama definido.

Por lo tanto, todos hacían el mismo trabajo por igual, no existían cargos de directores, decoradores, vestuaristas, maquilladores, iluminadores, escenógrafos o productores. Los escritores incluso actuaban.

Por otra parte, en las imágenes del teatro isabelino vemos que los elementos decorativos estuvieron ausentes del escenario, de hecho, solo en algunas ocasiones se observaron cortinas o fondos de madera, similar al teatro pobre.

Los artistas creaban efectos de sonidos mediante sus voces y algunos eran expertos en tocar instrumentos musicales para el espectáculo teatral.

Cabe destacar, que para entonces si una mujer participaba en el teatro, era vista por el resto de la sociedad de la misma manera que una prostituta, por lo que estaba prohibida su participación y eran los hombres quienes interpretaban los papeles femeninos.

➤ Vestuario del teatro isabelino

Los trajes del teatro isabelino fueron piezas claves para identificar las clases sociales de los personajes, pero seguro te preguntarás ¿Cuál es la razón?

Básicamente lo que sucedió es que, en la Inglaterra del siglo XVI, las autoridades establecieron las leyes suntuarias, que consistían en la regulación del consumo de alimentos, bebidas, joyas, muebles y ropa.

En este sentido, la monarquía y las clases más pudientes tenían el privilegio de vestirse a la moda, por lo que los colores, tipos de telas y estilos indicaban el estrato social de las personas.

No obstante, el reglamento jurídico no hacía señalamiento específico contra las compañías de teatro, por ello, los propietarios de las empresas tenían la libertad de vestir a los actores como quisiesen, destacando prendas de gran colorido.

📕 Principales autores del teatro isabelino

El teatro isabelino está conformado por reconocidos autores como William Shakespeare, icono cultural del Reino Unido y de la literatura universal.

De este genio de la escritura hay pocos datos biográficos, sin embargo, podemos decir que nació el 23 de abril de 1564 en Stratford-upon- Avon, un pueblo de Inglaterra.

Al ser adulto, se mudó a Londres y fundó su propia compañía llamada “teatro Lord Chamberlain´s Men”, donde obtuvo fama.

Shakespeare redactó gran número de obras relacionadas a los géneros de la tragedia y la comedia. También escribió en un subgénero teatral llamado “dramas históricos”, que narraban hechos ocurridos en Inglaterra y, los personajes, eran miembros de la realeza y la nobleza. Algunos de sus trabajos son los siguientes:

  • La comedia de las equivocaciones (1591)
  • Tito Andrónico (1594)
  • Los dos hidalgos de verona (1591-1592)
  • Romeo y Julieta (1595)
  • El sueño de una noche de verano (1595-1596)
  • Enrique VI (1594)
  • Eduardo III (1596)
  • Enrique VIII (1613)
  • Julio César (1599)
  • Mucho ruido y pocas nueces (1598)

Otro dramaturgo isabelino brillante fue Christopher Marlowe, quien nació en la ciudad de Canterbury, al sureste de Inglaterra en el año de 1564.

Marlowe destacó por ser uno de los primeros de su país en escribir el verso libre, un estilo que no tiene una estructura fija, como la composición poética del soneto.

Por otra parte, el inglés compartió temas controversiales en sus obras, es decir, aquellos de los que la sociedad consideraba inmoral para la época. Por ejemplo, la pieza teatral, Eduardo II, muestra el gusto que sentía el rey de Inglaterra por los hombres (era homosexual).

De hecho, Marlowe se caracterizó por ser un escritor atrevido, en el sentido de tocar contenidos relacionados a la religión, política y la sociedad.

Entre sus obras más famosas se encuentran el Doctor Fausto, cuyo drama relata la historia del hombre que vendió su alma al diablo para obtener fama y fortuna.

De igual manera, bajo la autoría de Christopher Marlowe se encuentran piezas teatrales como: Dido, el Judío de Malta y Tamerlán el Grande.

Cabe destacar, que tanto Shakespeare como Marlowe, son autores de renombre en la literatura inglesa, pero también otros escritores influyeron en las obras del teatro isabelino, como son: Thomas Kyd, John Fletcher y Ben Johson.

Si te gusta este articulo te recomiendo que leas sobre el teatro Romano y el teatro Griego donde veras datos asombrosos. Y por ultimo, te pido que compartas este articulo en las redes sociales, para ayudarnos a seguir creciendo y publicar mas y mejores contenidos!

Califica esta nota!

¡Haz clic para puntuar esta historia!
(Votos: 12 Promedio: 4)

Te gustó la nota? Compártela !!

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Otros articulos que te van a interesar!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Debajo del texto podras descargar un PDF GRATIS!