Tres sombreros de copa

Tres Sombreros de Copa
Tres Sombreros de Copa – Adaptación de la obra de Miguel Mihura

La obra española “Tres sombreros de copaescrita por el comediógrafo y humorista, Miguel Mihura en 1932, fue estrenada oficialmente en el Teatro Español de Madrid, el 24 de noviembre de 1952, cuya historia consiste en un hombre llamado Dionisio que, en su última noche de soltero, se alojó en el hotel de Don Rosario, donde conoció a Paula, una bailarina del ballet de Budy Barton, la cual despertó interés en él.

Por otra parte, el padre de su prometida, Don Sacramento, era un hombre controlador, devoto y muy conservador, por lo que Dionisio tenía que seguir sus normas.

En este sentido, Mihura añadió en su pieza teatral un poco de sátira y criticó las reglas conservadoras de la época, en especial la de la clase burguesa.

Cabe destacar que el humorista oriundo de Madrid nació el 21 de julio de 1905 y, durante su vida, se dedicó a estudiar periodismo, lenguas extranjeras, música, dibujo y pintura.

Tres sombreros de copa – Resumen

“Tres sombreros de copa” relata el drama de Dionisio un joven de 27 años, que tiene previsto casarse con Margarita, la cual proviene de una familia rica y conservadora.

Sin embargo, Dionisio conoció a Paula una noche antes de su boda en el hotel, ya que ella entró a su habitación, sin darse cuenta que él estaba ahí.

Posteriormente, la bailarina invitó al hombre a una reunión en la madrugada, donde sus compañeras traerían licor y comida para festejar.

Luego, durante el encuentro ambos empezaron a gustarse. La atracción romántica casi arruina los planes de boda de Dionisio.

A continuación podrás leer nuestra adaptación a obra de teatro corta en un guion de 7 personajes y 3 actos.

🎭 Titulo: Tres sombreros de copa

Autor: Miguel Mihura

👫 Adaptación: Daniela Ysabel Veracierta Ruiz exclusivamente para Obrasdeteatrocortas.org

Obra de 7 personajes

👫 Personajes:

  • Narrador
  • Dionisio
  • Margarita
  • Don Sacramento
  • Paula
  • Don Rosario
  • Budy Barton

📢 ACTO 1

Narrador: Dionisio llegó al hotel de Don Rosario durante su última noche de soltero, pues en ese lugar se sentía cómodo.

Generalmente acudía allí una vez al año, para hace algo diferente, ya que su pueblo era muy aburrido.

–Don Rosario: (alegre) ¡bienvenido Dionisio, aquí te recibimos con los brazos abierto!

–Dionisio: ¡gracias Don Rosario! Siempre tan gentil conmigo y todos los huéspedes.

–Don Rosario: para mí es un placer consentir a mis clientes.

Como sabrás, mi hijo murió cuando era un niño, y desde ese entonces busco olvidarme de la situación, ofreciéndole toda mi atención a los huéspedes.

–Dionisio: sí Don Rosario, lo sé.

–Don Rosario: gracias Dionisio. Y cambiando de tema ¿mañana te casas con Margarita?

–Dionisio: sí, mañana me caso con ella.

–Don Rosario: ¿y la amas?

–Dionisio: sí mucho, Don Rosario.

–Don Rosario: ¡te felicito es una joven brillante! Y, sobre todo rica, muy rica. Ustedes son la pareja ideal. Mañana organizo una despedida con todo el personal antes de que vayas al matrimonio.

–Dionisio: gracias, pero no se preocupe, no es necesario.

–Don Rosario: tranquilo, no dejaré pasar esa fecha tan importante.

📢 ACTO 2

Narrador: Don Rosario salió del cuarto. Dionisio se probó los tres sombreros de copa, tenía uno en cada mano y otro puesto en la cabeza.

Sin embargo, de repente Paula entró al cuarto de Dionisio, sin darse cuenta que él estaba ahí.

–Paula: ¡Budy déjame en paz!

–Budy: ¡Paula abre la puerta!

–Paula: (grita) ¡no Budy, no la voy abrir!

–Budy: ¡ábrela ya!

–Paula: ¡que no la voy abrir!

Narrador: Paula discutía con Budy, la puerta de la habitación permanecía cerrada. Sin embargo, por un momento giró la cabeza hacia atrás y notó que estaba Dionisio dentro del cuarto.

Al verlo, se disculpó por haber entrado sin permiso al lugar.

–Paula: disculpa por entrar a la habitación, pensé que no había nadie.

–Dionisio: tranquila, te disculpo.

–Paula: ¿cuál es tú nombre, trabajas como malabarista?

–Dionisio: Sí trabajo como malabarista. Mi nombre es Dionisio Somoza Buscarine.

–Paula: me refiero al nombre artístico.

–Dionisio: ¡ah claro, que despistado! Mi nombre artístico es Antonini.

–Paula: Antonini, no lo había escuchado, pero suena interesante.

–Budy: (grita) ¡Paula abre la puerta!

–Dionisio: mejor déjalo pasar, no sea que se enfade más.

–Paula: por mí lo dejaría afuera, me gusta hacerlo enfadar, somos novios desde hace tres días, pero siento que no lo quiero.

Cuando toma licor se vuelve agresivo. Lo podemos dejar afuera un rato.

–Dionisio: (temeroso) por favor es mejor que le abras, la puede pagar conmigo.

Narrador: Paula abre la puerta y pasa Budy a la habitación.

–Budy: ¡ya era hora que me dejaras pasar!

–Paula: ¡ay ya Budy no me dejas tranquila! Mira te presento a Dionisio conocido también como “Antonini”, es malabarista y mañana va a empezar a trabajar con nosotros en el ballet.

–Budy: se va a integrar un hombre al grupo, está bien.

–Dionisio: gracias por aceptarme.

–Budy: de nada.

–Paula: bueno Dionisio nos vamos. A las 9:00 pm paso a buscarte para que asista a una reunión con nosotros, las chicas traen bebida.

–Dionisio: estoy muy cansado, será mejor otro día.

–Paula: ven hoy con nosotros ¡anda!

–Dionisio: está bien.

📢 ACTO 3

Narrador: ya en la reunión están todas las chicas del ballet de Buby Barton, conversando cada una con un invitado, mientras Dionisio y Paula se encuentran bailando.

Un hombre rico observa a Paul. Dionisio está borracho.

–Dionisio: ¡la estoy pasando muy bien, aunque estoy borracho!

–Paula: si quieres nos sentamos en el mueble y descansamos.

–Dionisio: ok.

Narrador: al conversar Paula le propone a Dionisio ir a la playa al amanecer, hacer castillos de arena, y disfrutar de las olas del mar.

A él le pareció buena idea, pero se acordó que tenía que casarse con Margarita, por lo que se negó. Sin embargo, Paula insistió y Dionisio aceptó.

En ese momento, Buby los vio y le lanzó un golpe a Paula dejándola inconsciente. Luego él salió de ahí.

–Dionisio: (preocupado toca a Paula) ¡Paula, Paula, reacciona!

Narrador: de repente suena el teléfono en la habitación, Dionisio atiende y es Margarita.

–Dionisio: Aló Margarita ¿cómo estas mi amor?

–Margarita: preocupada por ti, te he llamado varias veces y no me comunicaba. Mi padre va para allá a ver cómo estas.

–Dionisio: (sorprendido) ¡Margarita para qué hiciste eso! no te había atendido porque estaba durmiendo, me dolía la cabeza.

Narrador: empiezan a tocar la puerta, Dionisio le cuelga a Margarita y cuando abre es Don Sacramento.

–Don Sacramento: ¡hasta que por fin nos vemos! Mi pobre hija está sufriendo por ti, se desmayó y al despertar me dijo: “ve al hotel donde está Dionisio para ver si le paso algo”.

¡Seguro estabas de farra, gastando dinero en bebidas y mujeres! Debes saber que yo quiero un hombre decente para mi hija.

Y cuando hablo de un hombre decente, me refiero a que estés en casa. Si te la pasas en la calle de madrugada, seguro eres un vagabundo buscando quién sabe que…

–Dionisio: no es así Don Sacramento, lo que pasa es que me dolía la cabeza y me acosté a dormir, por eso, no le respondía las llamadas a Margarita.

–Don Sacramento: no seas mentiroso, nada te costaba atenderla. Solo tenías que tomarte una pastilla para acabar con el malestar.

–Dionisio: de verdad Don Sacramento, le estoy siendo sincero.

–Don Sacramento: ¿y ese olor a muerto, no me digas que escondes cadáveres aquí?

–Dionisio: (nervioso) no lo sé, no lo sé Don Sacramento, voy a revisar debajo de la cama.

Narrador: Dionisio revisa y saca dos conejos muertos, los cuales había déjalo uno de los invitados de la reunión.

–Don Sacramento: ¿y esos consejos?

–Dionisio: es que salen muchos animales en el hotel.

–Don Sacramento: típico de un lugar así, donde se hospedan toda clase de gente, quienes traen esos animales.

Pero bueno Dionisio cambiando de tema, pronto te cansarás con mi hija y vivirás en mi casa, eso significa que debes cumplir con varias normas como, por ejemplo, no salir por las noches. Tendrás que ir a misa los domingos.

Tampoco irás al cine, ni al teatro. Los domingos solo aceptaré la visita de personas honorables como el señor Smith, un hombre de unos 120 años, que tiene gran trayectoria, con el cual podrás hablar, todo el día.

La cena es la 7:00 pm. Cada mañana deberás despertar a las 6.00 am para comer un huevo frito con pan.

Narrador: Don Sacramento se despide de Dionisio. Luego Paula sale y le dice a Dionisio que escuchó que se va a casar.

–Paula: ¿por qué no me dijiste que te ibas a casar?

–Dionisio: porque me gustas, no me quiero casar, en cambio quiero ir a la playa contigo y ser felices ¡juntos! Me he dado cuenta que solo quería casarme con Margarita por seguir las normas de la sociedad y, no, porque verdaderamente la amo.

–Paula: no Dionisio, ya es tarde ¡Vístete, vístete, voy a buscarte un traje para tu boda!

Narrador: Dionisio fue obligado a la boda y Paula se despidió de él desde la ventana.

Fin.

Si te gusto este guion puedes ver la recopilación con todas las adaptaciones que hemos realizado de obras de teatro clásicas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Debajo del texto podras descargar un PDF GRATIS!